domingo, 16 de mayo de 2010

IBM Lotus Symphony en Ubuntu 9.10

Hola amigos, aquí les traigo un nuevo programa que es parecido al OpenOffice, la cual se ve prometedora. Espero que les guste esta entrada.

IBM Lotus Symphony es una suite o conjunto de aplicaciones para la creación, edición y compartición de documentos de texto, hojas de cálculo y otros documentos. El desarrollo actual está basado en la plataforma Rich Client de Eclipse para su shell y OpenOffice.org para el núcleo, e incluye las herramientas propias de esta, además de las mejoras implementadas por IBM y la aportación de líneas de código de las herramientas de productividad de IBM Lotus Notes versión 8.

Cabe destacar que este paquete ofimático es multiplataforma (estando disponible para sistemas GNU/Linux, MacOS y Windows) y tiene una licencia privativa.

Ubuntu nos lo pone muy fácil si queremos probar Lotus Symphony. Tan solo hay que seguir el procedimiento habitual: Activar el repositorio adecuado, descargar el programa e instalarlo, con la ventaja de que en este caso concreto podemos hacerlo todo mediante el Centro de software de Ubuntu 9.10.

Buscamos Lotus Symphnoy y activamos el repositorio haciendo clic en Activar e introduciendo nuestra contraseña de administrador del sistema.



A continuación, hacemos clic en instalar Lotus Symphony. Concretamente disponemos de la la última versión 1.3 del paquete ofimático en el repositorio de Ubuntu 9.10, versión que fue liberada el 10 de Septiembre de 2009.


Terminada la instalación, aparecerán las condiciones de uso de IBM (recordad que es software propietario), las cuales tendremos que aceptar pulsando 1.



Una vez concluida la instalación, podremos iniciar Lotus Symphony desde Aplicaciones > Oficina > IBM Lotus Symphony.

Al iniciar Lotus Symphony, lo primero que nos encontraremos será una pantalla de bienvenida, que nos permite elegir el tipo de tarea que vamos a realizar: Escribir un documento, realizar una hoja de cálculo o una presentación. Dependiendo de nuestra acción se abrirá una u otra aplicación.



Lo primero que podemos observar es una interfaz bastante cuidada. La disposición de las opciones es distinta a la habitual, pero el paradigma sigue siendo el mismo, por lo que no os costará adaptaros a su interfaz.



Como podéis observar, aunque el menú sigue estando en la parte superior, las herramientas más habituales (tipografía, color de fuente, efectos, etc.) se encuentran en el panel lateral derecho.

Lotus Symphony soporta el formato OpenDocument (.odt, .ott), los formatos de Microsoft Office (.doc, .xls, .ppt, etc.) o Lotus SmartSuite entre otros, además de ofrecernos la posibilidad de exportar nuestros archivos a PDF.



Otra característica que también nos llamará la atención a priori es la gestión por pestañas. Lotus Symphony resulta bastante cómodo de utilizar, ya que pretende compactar todas nuestras tareas en un mismo lugar de trabajo, incluyendo incluso un pequeño navegador de Internet en la misma aplicación, por si necesitamos consultar algo en un momento determinado (Ya se que disponemos de Firefox, Google Chrome, etc., pero os lo comento para que os hagáis una idea del concepto de la aplicación, que pretende ser un entorno integrado para trabajar en la oficina y tenerlo todo a mano en una misma interfaz).

La interfaz también dispone de un visor de miniaturas, para poder ubicarnos rápidamente en el caso de que estemos trabajando con varios documentos a la vez.

Como ya os comentaba al principio, Lotus Symphony es una suite gratuita, aunque la licencia de este paquete ofimático es propietaria. La impresión general que me ha quedado tras probarlo durante esta última semana es bastante positiva. La organización mediante pestañas resulta bastante cómoda y productiva, ya que permite centralizar el trabajo con diversos documentos en una sola interfaz.

Por otra parte, que nos os preocupe tener OpenOffice instalado, ya que ambas suites son perfectamente compatibles.

Lostus Symphony es simple pero efectivo, y si su desarrollo continúa y además se combina con Ubuntu (el cual ya nos da acceso a herramientas libres de tanta calidad como OpenOffice) puede ser una alternativa viable en un futuro próximo para las empresas, y una competencia directa a la típica oferta de los chicos de Redmond para los equipos de oficina (Windows+Office), además de que (como es lógico) su coste no tiene comparación.

De todas formas, y con el permiso de Microsoft Office, hoy por hoy me sigo quedando con OpenOffice.org para el uso cotidiano, ya que cubre todas mis necesidades y además es libre (cosa que Lotus Symphony no es, y que no debemos perder de vista). Pero ya que Canonical ha decidido dar soporte al paquete de oficina de IBM, es inevitable que a algunos nos pique la curiosidad.

3 comentarios:

  1. es igual de malo al open office ?

    ResponderEliminar
  2. es muy interesante a openoffice cuando le agregas los clippar y extenciones es mucho mejor que office 2003 la mayoria de las extenciones son gratuitas ademas te guarda documentos en .odt .doc y .docx

    recomiendo que usen el formato .odt

    los formatos .doc y .docx son muy atacados por virus documentos que se convierten en ejecutables de un dia para otro

    si quieres seguridad usa formato .odt y no corres el riesgo de perder tus datos y documentos

    saludos

    ResponderEliminar
  3. eyy buen aporte! me lo estoy descargando a ver que impresión me llevo

    un saludo! te sigo!

    http://tombe85.blogspot.com

    ResponderEliminar